lunes, 4 de noviembre de 2013

Pollo Malapècora ¡Una birra, por favor!


Aunque no somos expertos en esto de las catas, nos podemos considerar “birreros” gracias a nuestra “sana” afición de calentar silla en las diferentes terrazas del barrio. Esto nos ha permitido probar una gran variedad de cervezas “comerciales” es decir, las 5 o 6 que te sueles encontrar en todos los bares que en general no dejan de ser todas muy parecidas. Por este motivo cada vez que tenemos la oportunidad de probar alguna cerveza diferente y artesana no nos lo pensamos dos veces. Y esto es lo que nos pasó con la cerveza Malapècora.  Una marca de cerveza artesana y rural que nos llego a través de un compañero del trabajo.

 
Antes de empezar con la receta que mejor que hacer una cata de las diferentes variedades de cervezas Malapècora. Pudimos probar 5 de las 6 variedades que tienen (burxa, brisa, calma, gola de llop y ploma)… nos quedo pendiente la malgirbada.

 


Todas ellas son muy diferentes, desde una Red Ale o una Pale Ale a las Pilsen o una Stout.


Esta última es la que escogimos para la receta, la Malapècora Gola deLlop. Sé que son difíciles de encontrar así que sino podéis esperar a hacer un pedido desde su web podéis cambiar esta cerveza por una negra (Guinness, Bock Damm…) pero la receta no tendrá es punto artesanal y rural J

  
 
 

Ingredientes para 2 personas
4 muslos de pollo
3 cebollas
2 dientes de ajo
4-5 almendras tostadas
6-7 hebras de azafrán
Una tostada de pan (biscote)
Una cerveza Malapècora Gola de llop (u otra negra)
Una cucharada de mostaza (Dijon)
Sal
Pimienta
Aceite

  

Calentamos a fuego vivo un buen chorro de aceite en una sartén amplia y marcamos los muslos 1 o 2 minutos por cada lado (solo se marcan no se tienen que hacer).


Retiramos los muslos y con el fuego al mínimo confitamos lentamente los dos dientes de ajo. Movemos de vez en cuando para que no se quemen y cuando estén blandos los retiramos y freímos la cebolla cortada en juliana.


En un mortero ponemos las almendras tostadas, el pan tostado,  el azafrán y los ajos confitados y machamos todo.


Tras freír unos 10 minutos la cebolla añadimos la pasta del mortero y los muslos. Removemos todo para que se mezclen los sabores y añadimos la cerveza. Mezclamos todo y salpimentamos.


Cocemos a fuego bajos durante unos 10-15 minutos o hasta que el liquido se haya reducido más de la mitad. Ir moviendo los muslos con cuidado de vez en cuando para que se impregnen los sabores.


Si queréis que la salsa quede más fina, separar los muslos y triturar toda la salsa.
Noe y David

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada